Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Maravilloso Padre, lo admiro y respeto y sus enseñanzas son un alivio para el alma, gracias por darnos tantas herramientas para conocer mas la belleza de nuestra Santa Iglesia Católica. Que el Espíritu Santo le siga dando fuerzas para guiarnos.
    Sylvia Amaya de Avalos.